El ingles de los libros vs. el ingles de la vida real

Hero Image

Venir a Inglaterra y no entender absolutamente nada cuando nos hablan, es algo que a muchos argentinos nos ha pasado.

Y es en ese momento cuando nos acordamos de nuestras clases de inglés en la escuela y nos preguntamos para qué sirvió aprender todas esas reglas gramaticales durante años, si a la hora de decir algo no sabemos ni como hacerlo. ¡Tranquilo! No todo está perdido, y siempre se puede aprender, sobre todo estando ya en Londres.

En casi todos los países de América Latina la gente empieza a estudiar inglés durante la escuela primaria. Empezamos aprendiendo el vocabulario básico, reglas de gramática y tiempos verbales. Pero cuando terminamos el colegio y llegamos a la universidad muchas veces notamos que nuestro nivel de inglés sigue siendo bajo: sabemos las reglas gramaticales, pero a la hora de hablar, nos cuesta. 

Si ya aterrizaste en esta ciudad, al llegar seguramente habrás dicho “estoy en Londres y no entiendo nada": es normal, en el comienzo siempre es así. Pero hay algo positivo de todo eso, y es precisamente el hecho de estar en Londres. Ya que no hay mejor escuela para aprender un idioma que vivir en una ciudad que hable la lengua que estamos deseando conocer.

Si bien hemos pasado varios años estudiando, cuando escuchamos algo en inglés, entendemos muy poco de lo que nos dicen. Y cuando nos toca el momento de hablar nos ponemos nerviosos, empezamos a tartamudear y a construir frases con poco sentido, mientras el otro (seguramente un británico) nos mira con cara de “¿y este que estará diciendo?”.

Personalmente cuando llegué me encontré con un inglés bastante distinto al de los libros: elinglés de la vida real. Y es ahí donde nos sentimos un poco perdidos. Porque ese inglés correcto que aprendimos en la escuela primaria no es justamente el que se usa en la vida cotidiana.

Elinglés de la vida reales el inglés que se habla en la calle, que se caracteriza por su fluidez y el uso de términos y expresiones que empezamos a conocer cuando pasamos un tiempo viviendo aquí.

Al principio cuando escuchamos ese inglés cotidiano es probable que nos frustremos un poco, sobre todo si hemos estudiado inglés académico durante mucho tiempo. Y aunque es importante saber la gramática y los usos correctos del idioma, en la vida real nadie pide que hagas conjugaciones verbales o que recites la lista de verbos en todas sus formas.

Desde mi experiencia como argentino con un inglés en entrenamiento, tan importante como conocer la gramática fue conocer las expresiones cotidianas, el vocabulario y sobre todo esas frases útiles que se usan en la vida real. Porque una vez que nos acostumbramos a escuchar ese inglés de todos los días, el oído empieza a despertarse y la estancia en Londres comienza a disfrutarse aún más. Eso si, apoyar este aprendizaje viendo películas, escuchando radio y canciones en inglés es de gran ayuda también.

Hablar debe ser es una cosa fluida, y con el tiempo esto empieza a suceder y los resultados se ven. Pero es importante también poder aprender el vocabulario que utiliza la gente del lugar para evitar que tengamos que pensar en español e inconscientemente traducir al inglés, que al principio es lo que casi todos los latinos hacemos: pensamos una frase en español, luego tardamos un poco buscando la forma correcta de decirlo en inglés y terminamos en una expresión que no se entiende.

Pero esto no es para preocuparse porque al comienzo siempre ocurre. Y después de un tiempo de estar viviendo acá, se va ampliando la cantidad de frases en inglés que aprendemos a decir y el oído se va adaptando a los nuevos sonidos. Y si complementamos nuestra estadía con un curso de conversación resulta aún más productivo el aprendizaje. No sólo porque aprendemos con profesores nativos, sino porque además estamos en continuo entrenamiento: dentro de la escuela de idiomas y fuera en la vida cotidiana.

De a poco el nivel irá mejorando y cada vez entenderemos más cuando nos hablen. No se trata de fórmulas matemáticas ni de ecuaciones: aprender inglés es simplemente esfuerzo, y mucha práctica, aunque nos de vergüenza. Hablando todo lo que puedas, en todos lados. Así es como se aprende el inglés de la vida real.

English in London shop sign

 

Sobre el Autor

Matias Salinas es un estudiante de publicidad y comunicación de Buenos Aires, Argentina. Actualmente vive en Londres y trabaja de manera freelance para una empresa con sede en Estocolmo, además de estudiar Inglés en International House de Londres en el programa English practice lessons.

Le encanta viajar, escribir y tiene una gran curiosidad por las diferentes culturas alrededor del mundo.

0 Comments

Comment